30/11/2017

“Si algo nos motiva, por mucho que encontremos obstáculos en el camino, vamos en la dirección correcta”

Elena Ensenyat es actualmente delegada de Medidas Penales Alternativas a la Fundación IReS y es una de las profesionales de la entidad que ha colaborado con el proyecto Click compartiendo el taller Vive la naturaleza, sobre deportes de montaña.

Este taller se enmarca dentro del espacio Jovantatges, en el que los jóvenes pueden expresar inquietudes y desahogarse, aprender, compartir y escuchar experiencias de todas aquellas personas que realicen el taller con ellos. En él se puede compartir la experiencia profesional o bien sobre aficiones personales porque son aquellos temas que realmente apasionan  los que más nos llegan.

Así ha sido el caso de Elena, como gran aficionada a la montaña, habló a los jóvenes sobre los valores de estas actividades, el autoconocimiento, el esfuerzo, la superación ….

¿Qué te animó a hacer un taller con los chicos y chicas Click?

Conocí el proyecto Click en sus inicios, yo estaba como estudiante de prácticas con  Carles Nieto y se empezaba a fundamentar el proyecto marco de Clickjoves. Una vez entré como delegada, empecé a recibir todas las noticias de IReS y vi el giro de 180º que había hecho el Proyecto Click. ¡Incluso con colaboraciones de YouTubers! Cuando recibí la propuesta de hacer el taller tenía mucha curiosidad por conocer el espacio donde se desarrollan las actividades, los jóvenes y educadores que participaban y la nueva metodología de trabajo del Click.

¿Por qué un taller sobre las excursiones a alta montaña?

Soy una apasionada de la alta montaña y los deportes de montaña. Empecé a aficionarme a una edad que muchos jóvenes del proyecto compartían, y la vida también me dio un giro de 180º. Pensé que hablar sobre mi pasión sería lo más motivador para los jóvenes, y enfoqué la dinámica a realizar actividades participativas y explicar experiencias de mis victorias pero también de mis caídas en las carreras de montaña. Mi intención era transmitirles el mensaje de que si algo nos motiva, por mucho que encontramos obstáculos en el camino, vamos en la dirección correcta.

¿De qué manera les hiciste participar de la dinámica?

Desde un principio quise crear una sesión participativa donde los jóvenes tomaran parte en mi exposición. De ahí creé un taller donde hubieran actividades, mi sorpresa fue que todos los jóvenes se implicaron en la sesión, ¡también educadores y alumnos de prácticas! Fue muy positivo ver cómo entre todos construíamos algunos de los valores que conforman los deportes de montaña.

Además del esfuerzo y el espíritu de superación. ¿Por qué crees que va bien o es importante realizar este tipo de actividades de montaña? ¿Qué valores encuentras vez de transmitir a los jóvenes?

Pienso que la montaña es la receta a muchos de los males que vivimos en nuestra sociedad actual. La montaña supone un respiro, una pausa, la capacidad de valorar lo que tenemos y disfrutar de la naturaleza y de sus regalos. En las carreras de montaña que he participado, me he dado cuenta de que la montaña es cooperación, se trabaja en equipo a menudo, y es perseverancia, satisfacción y dedicación. Cuando preparé el taller por los jóvenes del Click, pensé en todo lo que yo necesitaba que me transmitieran en aquella época. Quizás la montaña es una salida a los problemas que tenemos en la adolescencia y en la vida, y definitivamente, la montaña es una lección, un aprendizaje,  si te caes te levantas, si te pierdes te vuelves a encontrar. Son mensajes que los jóvenes necesitan escuchar, que los fracasos existen y forman parte de nuestra vida tanto como nuestros méritos.

¿Con qué disfrutaste más de esta actividad? ¿Qué te sorprendió?

Aparte de poder compartir una de las cosas más importantes de mi vida con los jóvenes, del propio trabajo con ellos que ya supone (a modo personal) muy divertido y cambiante, de poder hablar en público y compartir mis experiencias.

Me sorprendió el nivel de atención que mostraron desde un primer momento, y les agradezco la predisposición a  la hora de participar y la actitud positiva con la que me recibieron y cómo disfrutaron del taller, así como también el hecho de que compartieran algunas experiencias vitales.

¿Recomendarías a otros compañeros de IReS compartir con ellos una actividad similar?

Sí, pienso que es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel personal como profesional. Por un lado conocemos otros proyectos de nuestra Fundación y formamos parte de éstos, por otra parte, conocemos a otros profesionales y compartimos metodologías de trabajo porque aunque hablamos de colectivos diferentes, existen factores comunes. Particularmente, pienso que todos nosotros siempre podemos aportar algo nuevo al resto de personas, de ahí que invito a los compañeros a que compartan aficiones, relatos, etc., con los jóvenes del proyecto Click.

Y a ti Elena, ¿qué te aportó personalmente esta experiencia?

Compartir mi afición, transmitir a los jóvenes una motivación, conocer a los jóvenes y educadores, y los estudiantes de prácticas que ahora forman parte del Click y pasar un buen rato… tanto es así, que tengo ganas de volver.

Fotografías del taller Vive la montaña en el espacio Jovantatges del Proyecto Click.

20171116_173113 20171116_173041 20171116_172459