27/12/2016

“Somos muchos buscando una forma de mejorar nuestro planeta”

Laura Goede, una estudiante alemana de Ciencias Políticas, hizo de voluntaria en el Departamento de Comunicación y RSE de la Fundación IReS durante el mes de septiembre de 2016. Laura venía cargada de entusiasmo y estaba convencida de que todos tenemos algo que hacer para transformar el mundo en el lugar donde nos gustaría vivir. Su paso por IReS ha sido corto pero intenso y especialmente enriquecedor.

– ¿Qué te motivó a hacerte voluntaria?

Siempre me ha llamado la atención el trabajo de las organizaciones y personas que se dedican a mejorar situaciones derivadas de las desigualdades sociales, los efectos de la guerra, la contaminación de nuestro entorno … Un trabajo que no puede faltar, pero a la que a menudo le faltan manos y recursos. Por mi parte, hacía tiempo que pensaba como contribuir, y en el verano de 2015, después de ver grandes caravanas de refugiados luchando por llegar a mi país, Alemania, mi deseo y determinación crecieron aún más.

¿Por qué elegiste la Fundación IReS para hacer tu voluntariado?

Por razones personales, estaba pasando el verano en Barcelona. Aprovechando que tenía que hacer las prácticas curriculares de mis estudios en Alemania, busqué alguna entidad donde hacer voluntariado. Buscaba alguna que hiciera sensibilización porque creo que es la mejor herramienta para causar impacto y transformar nuestro entorno; estoy segura que si las causas comunitarias hicieran llegar mejor su mensaje de cómo y por qué contribuir, conseguirían más implicación ciudadana.

La búsqueda me estaba resultando pesada, hasta que un buen día mi pareja encontró la Fundación IReS por Internet. Enseguida vi que encajaba con lo que buscaba: IReS no sólo se dedicaba al trabajo social desde una perspectiva integral, sino que también tenía campañas de sensibilización social como el Hotel Invisible y NoParo.org.

– ¿Qué tareas vas desarrollar como voluntaria en el IReS?

Estuve en el departamento de Comunicación trabajando como asistente en la campaña NoParo.org, buscando información sobre entidades potenciales que pudieran cooperar para asegurar una colaboración efectiva vinculada al proyecto. También dediqué parte de mi tiempo apoyando con el resumen de prensa de la Fundación, trabajo que me ayudó a ver el alcance del impacto mediático que las acciones de sensibilización de IReS estaban consiguiendo.

– ¿Qué te ha aportado a nivel personal esta experiencia?

Me ha dado perspectiva en primera persona de cómo se hace una campaña de sensibilización. Me ha enseñado el procedimiento y el tipo de trabajo que se debe hacer para llevarla a cabo. Además, me ha ayudado a entender mejor cómo funciona una fundación de carácter social.

A nivel personal, diría que he aprendido a luchar por lo que vale la pena y a entender que realmente somos muchos buscando una forma de mejorar nuestro planeta.

– ¿Qué ha sido lo mejor de la experiencia de hacer el voluntariado en el IReS? Y lo más difícil?

La mejor parte del voluntariado fue formar parte de una buena causa, de un movimiento que no parará de crecer con el tiempo. También me siento muy agradecida de haber trabajado con mis compañeras del departamento que, como dice una expresión alemana, siempre tenían “la oreja abierta” para mí y enseñarme todo lo que les fue posible en ese corto plazo. El único obstáculo fue la falta de tiempo que no me permitió finalizar las tareas que me había propuesto, pero aún así estoy satisfecha con los resultados obtenidos.

Lo más difícil para mí ha sido tener que estar tantas horas frente al ordenador, pero incluso eso lo valoro como un aspecto positivo de la experiencia porque me ayudará a elegir el tipo de trabajo al que me dedicaré.

– ¿Quieres añadir algo más?

Muchas gracias por dejarme formar parte de la Fundación IReS y por dejarme trabajar con un equipo de personas maravilloso.

Muchas gracias Laura!