17/07/2014

La gestión ética (RSC) como herramienta para la sostenibilidad y mejora continua de la Fundación y también de las empresas.

En la Fundación IReS aspiramos a generar un nuevo futuro para las personas más vulnerables. Conscientes de la responsabilidad de nuestra misión, nuestro modelo de gestión está basado en el compromiso de la entidad y de todas las personas que la conforman, con la gestión ética y la responsabilidad social. Trabajamos para la integración de un modelo de gestión responsable caracterizado por la transversalidad en su estrategia, procesos y actuaciones.

En este sentido, en la Fundación IReS trabajamos continuamente para la incorporación de aspectos éticos, sociales y medioambientales claves en la relación con todos nuestros grupos de interés, internos y externos, de acuerdo con los principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas: velamos y promovemos los derechos humanos, laborales y sociales, la transparencia y la ausencia de corrupción, el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente.

Consecuentemente, nuestra política de RSC es clave a la hora de fomentar el diálogo y la participación de los grupos de interés y pretende garantizar la sostenibilidad y mejora continua de nuestro proyecto.

De acuerdo con este espíritu de trabajo en equipo para la mejora social, trabajamos también como un socio clave para las empresas que quieren profundizar en su compromiso con sus grupos de interés, su entorno y con la sociedad en general. Ofrecemos a las empresas una propuesta de colaboración que nos beneficia a todos.

El día de St. Jordi es un ejemplo de cómo empresas, sociedad y tercer sector se pueden unir por una misma causa. El pasado 23 de Abril y bajo la campaña “Una Rosa Para Una Causa” de la Fundación IReS, ciudadanos y cerca de 40 empresas unieron esfuerzos para recaudar dinero para ayudar a familias en riesgo de exclusión. Gracias a la solidaridad de estas personas y empresas, la fiesta supuso una experiencia laboral para personas en riesgo de exclusión que participaron en el montaje y venta de rosas y, en un día logramos recaudar € 6.500 que sirvieron para ayudar a 150 familias en riesgo de exclusión con niños a su cargo.